¿Deben repercutir el IVA los fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales?

Recientemente, se está produciendo cierta controversia en cuanto a la exención del IVA para los profesionales fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales, etc, sobre todo en el momento en el que les visita la Inspección de los Tributos de Hacienda.

En este artículo trataremos este tema desde un punto de vista técnico, aunque también perfectamente entendible y útil para los propios profesionales que estén interesados.

De acuerdo con la Ley del IVA, los servicios de profesionales médicos o sanitarios a personas físicas están exentos del Impuesto. Eso quiere decir que este tipo de profesionales no deben repercutir cuota alguna del IVA.

Sin embargo, estas son exenciones limitadas, lo que implica que no se permite a estos profesionales la deducción de las cuotas del IVA soportadas en el ejercicio de este tipo de actividad y, por tanto, deben hacerse cargo del IVA soportado como un coste más (algo nada despreciable si tenemos en cuenta que pueden suponer hasta un 18% de sus compras a otros profesionales, suministros etc).

Lo que en ocasiones está ocurriendo es que la Agencia Tributaria entiende que muchos servicios de este tipo de profesionales realmente no están exento, sobre todo, porque no son prestados en el marco de una asistencia o actividad sanitaria.

Recordemos los requisitos necesarios para aplicar la exención del IVA en este tipo de actividades:

1) Profesionales médicos o sanitarios, cualquiera que sea la persona destinataria de los servicios:

A tales efectos, la Ley define expresamente quienes tienen la condición de profesionales médicos o sanitarios a través de la Ley 44/2003, de ordenación de las profesiones sanitarias. Esta ley incluye como sanitarios, en su artículo 7, a los fisioterapeutas y a los terapeutas ocupacionales entre otros (también a podólogos, logopedas, etc).

También es válido cuando estos profesionales prestan los servicios a través de una sociedad o entidad y esta, a su vez, factura a las personas físicas destinatarias de los servicios.

2) Prestaciones de asistencia médica, quirúrguica y sanitaria, relativas al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades, inculso las de análisis clínicos y exploraciones radiológicas.

Estos términos se definen del siguiente modo:

a) Diagnóstico: los prestados con el fin de determinar la calificación o el carácter peculiar de una enfermedad o, en su caso, la ausencia de la misma.

b) Prevención: los prestados anticipadamente para evitar enfermedades o el riesgo de las mismas.

c) Tratamiento: servicios prestados para curar enfermedades.

2) Finalidad del servicios:

En este punto debemos atender a la jurisprudencia emanada del Tribunal de Justicia de las Comunidades Euroepas. En particular, a la sentencia del 20 de noviembre de 2003, asunto C-307/01. Esta setencia analiza, en concreto, la exención de los servicios de asistencia médica y su aplicación a la expedición de certificados médicos de diversa naturaleza. En esta sentencia el máximo tribunal en materia del IVA trata el concepto de finalidad que no es otra que la de dar cobertura a los servicios dirigidos a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades o anomalías de la salud, es decir, debe ser una asistencia terapéutica.

Comenta el tribunal que “si se presta asistencia médica [o sanitaria] en un contexto que permite determinar que su finalidad principal no es la protección, incluido el matenimiento o el restablecimiento, de la saludo sino más bien facilitar un dictamen exigido con carácter previo a la adopción de una decisión que pdoduce efectos jurídicos, no se aplica ea este servicio la exención.”

Añade el tribunal diversas consideraciones que, a los efectos de los servicios prestados por los profesionales fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales, pueden ser orientativos y útiles para los profesionales:

Estarán exentos:

– los reconcimientos de particulares, a petición de empresarios o de compañías de seguros.
– expedición de certificados de aptitud, por ejemplo para viajar u otras cosas, cuando el objetivo de tales prestaciones consista principalmente en proteger la salud de la persona interesada.

No estarán exentos:

– Expedición de certificados en relación con la concesión de alguna ayuda o prestación (he aquí una consecuencia jurídica).
– Emisión dictámenes relativos a cuestiones de responsabilidad o evaluación de algun tipo de daño que puedan estar relacionado con una acción judicial, etc.
– Un examen sanitario cuyo objetivo sea el de tomar una decisión con efectos jurídicos, pero que proporciona información valiosa para proteger la salud del interesado. A través de otras sentencias el tribunal ha concluido que lo decisivo es la intención principal con la que se presta el servicio, no las implicaciones sanitarias indirectas.

Por tanto, teniendo en cuenta lo anterior, en la medida en que se cumplan los requisitos expuestos hasta ahora y que además tengan una finalidad como la descrita, se considerarán exentos los servicios prestados por los fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s