Archivo mensual: octubre 2011

Justificación del transporte en la exención del IVA intracomunitario (iii)

Comentamos en los artículos anteriores referidos a este tema (primer y segundo artículo) la controversia derivada de un criterio reciente en el que la Administración exige algo más que la Carta de Transporte Internacional (CMR) para  justificar el transporte de bienes a efectos de dejar exenta del IVA una entrega intracomunitaria de bienes.
Una vez expuesta la visión de la normativa (primer artículo) y el criterio novedoso de la DGT y Administración (segundo artículo), vamos a tratar una sentencia reciente del Tribunal Supremo en el que aclara positivamente (a nuestro juicio) esta controversia.

Recuerda el Tribunal que únicamente será posible la exención cuando en la entrega intracomunitaria se haya transmitido al adquirente el poder de disponer del bien en calidad de propietario.

En este sentido, debe ser el proveedor, sujeto que pretende la exención, el que deba demostrar que el bien ha sido transportado o expedido a otro Estado Miembro, es decir, que haya abandonado físicamente el territorio de aplicación del IVA español.

Advierte el Alto Tribunal, que es contrario al Derecho Comunitario obligar al proveedor, que actúa de buena fe y ha presentado pruebas que justifican a primera vista su derecho a la exención, a pagar posteriormente el IVA.

El tribunal se refiere en esta sentencia a la Carta de Transporte Internacional (CMR) como “prueba” que justifica, a primera vista, el derecho a la exención de la empresa española.

Incluso, cita el tribunal la abundante jurisprudencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE), solamente cabría denegar la exención si el proveedor estuviera implicado junto con el adquirente en un fraude.

Pero ello no significa que pueda exigirse desproporcionadamente (de hecho, el tribunal invoca el principio de proporcionalidad tantas veces tratado por el TJCE) justificantes al proveedor.

No puede negarse una exención a un proveedor que ha actuado de buena fe y ha presentado pruebas (como el CMR) debidamente cumplimentando.

El hecho de que el adquirente no esté al corriente de sus obligaciones fiscales o esté inmerso en un fraude, no implica automáticamente que el proveedor deba pagar el IVA.

Si esta en un caso para el que necesite asesoramiento, por favor, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

El Tribunal Supremo admite la escritura pública como justificante del derecho a la deducción del IVA

Uno de los viejos debates jurisprudenciales sobre si la escritura pública como documento justificativo del derecho a la deducción del IVA se ha visto enriquecido por una reciente sentencia del Tribunal Supremo en el que sí concede a dicho documento la capacidad de sustituir a la sacralizada factura a la hora de justificar el derecho a la deducción del IVA.
Se basa el tribunal en el artículo 97 de la Ley del IVA en que ésta supedita el derecho a la deducción del Impuesto no a la tenencia de la factura sino del documento justificativo del derecho.

Esto, a su vez, se apoya en el artículo 89 de la citada ley que alude a la factura o documento análogo como medio justificativo de la operación.

Como en la factura, el documento que la sustituya deberá contener todos los datos de la factura “completa” listados reglamentariamente.

Respaldando esta conclusión está el hecho de que ya se acepte la renuncia a la exención en la escritura pública de transmisión del inmueble, presuponiendo que el documento justificativo de haber soportado la carga del Impuesto es la propia escritura, al que no suele adjuntarse la factura, siendo, por tanto, aceptada como sustitutivo de ésta.

Si necesita cualquier aclaración o información adicional, no dude en ponerse en contacto con JPB Asesores.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Justificación del transporte en entregas intracomunitarias (ii)

Continuamos con la problemática de la justificación del transporte en las entregas intracomunitarias a raíz de diversas consultas de la DGT y sentencias de tribunales superiores, incluído el Supremo (véase anterior artículo aquí).
En este sentido, conviene hacer referencia a las contestaciones vinculantes emanadas de la propia Dirección General de Tributos, sobre todo en relación con la capacidad probatoria del documento CMR (carta de transporte internacional), tradicionalmente utilizado en el tráfico mercantil para probar el transporte o expedición de los bienes y, por ende, la aplicación de la exención a efectos del IVA a dichas entregas intracomunitarias.

La DGT sostuvo tradicionalmente que dicho documento tenía plenos efectos probatorios de la realización del transporte en una entrega de bienes a un cliente comunitario.

Sin embargo, a través de diversas contestaciones vinculantes recientes la DGT está mostrando cierto escepticismo en cuanto a la rotundida de esta prueba, hecho de vital importancia para nuestra economía, dado que las empresas españolas están obligadas a reestructurarse y emprender un proceso intenso de internacionalización.

Estas contestaciones de la DGT vienen reiterando fundamentalmente dos criterios que deben tenerse en cuenta: libertad de prueba y valoración conjunta de las pruebas aportadas. Algo que encontramos plenamente lógico.

No obstante, no resulta tan lógico que con la ampliación de estos criterios la DGT pueda llegar a entender que la aportación de un documento CMR debidamente cumplimentado no sea una prueba suficiente para probar la realidad del transporte o expedición.

En propias palabras de este Centro Directivo:

“No puede considerarse con carácter general probado el hecho de la existencia del referido transporte por la mera presentación por el sujeto pasivo de alguno o de varios de los medios de prueba a que se refieren los número 1º y 2º del apartado 2 del artículo 13 del Reglamento del IVA, sin perjuicio de que, en cada caso concreto, la Administración tributaria pueda estimar que tales medios de prueba u otros admitidos en Derecho, distintos de los mismos, por sí solo o valorados conjuntamente caso de existir varios, prueban suficientemente el referido hecho. A tales efectos, un CMR o cualquier otro documento de transporte debidamente cumplimentado puede constituir, en su caso, un elemento de prueba a considerar“.

A raíz de este criterio, se han producido diversas liquidaciones (con sus respectivas sanciones) por no haberse podido demostrar uno de los requisitos de la exención. Liquidaciones recurridas que han originado una interesante jurisprudencia que aclara, finalmente, este tipo de controversia.

El comentario sobre esta jurisprudencia se abordará en el próximo y último artículo sobre esta problemática.

Si tiene alguna duda o necesita aclaración, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Justificación del transporte en entregas intracomunitarias (i)

Tradicionalmente la Dirección General de Tributos sostenía en sus contestaciones vinculantes la idoneidad del uso del CMR para justificar el transporte o expedición de bienes en una entrega intracomunitaria. Sin embargo, en la actualidad está manteniendo un cierto escepticismo respecto a este documento que ha provocado más de una liquidación, y sanción, por aplicación incorrecta de la exención en estas operaciones.
Trataremos este tema a lo largo de varios artículos (segundo y tercero) porque creemos que es un aspecto importantísimo para las empresas españolas, sobre todo en un marco en el que se pretende internacionalizarlas para acceder a mercados extranjeros.

Primero, sin embargo, debemos remitirnos brevemente a la legislación vigente (Ley y Reglamento del IVA) para definir la exención de una entrega de bienes intracomunitaria y saber qué medios son útiles para justificar uno de los requisitios básicos: el transporte o expedición de los bienes.

En posteriores artículos veremos qué están diciendo los tribunales en casos conflictivos en los que ha habido por medio una liquidación tributaria, con la consiguiente sanción, por el supuesto incumplimiento (que finalmente no fue así) de los requisitos para aplicar la exención.

Exención de las entregas intracomunitarias en la Ley del IVA

A estos efectos, la ley del IVA española dispone que estarán exentas las entregas de bienes expedidos o transportados por el vendedor, adquirente o un tercero en nombre y por cuenta de cualquiera de los anteriores, al territorio de otro Estado miembro, siempre que el adquirente sea un empresario o profesional identificado a efectos del IVA en un Estado miembro distinto de España; o una persona jurídica que no actúe como empresario o profesional pero que esté identificada a efectos del impuesto en un Estado miembro distinto de España.

Exención y requisitos en el Reglamento del IVA

Por otra parte, el reglamento del IVA especifica que están exentas del impuesto las entregas de bienes efectuadas por un empresario o profesional con destino a otro Estado miembro cuando se cumplan las condiciones y requisitos establecidos en la Ley del impuesto.

Añade que la expedición o transporte de los bienes al Estado miembro de destino se justificará por cualquier medio de prueba admitido en Derecho y en particular, de la siguiente forma:

– Si se realiza por el vendedor o por su cuenta, mediante los correspondientes contratos de transporte o facturas expedidas por el transportista.

– Si se realiza por el comprador o por su cuenta, mediante el acuse de recibdo del adquirente, el duplicado de la factura con el estampillado del adquirente, copias de los documentos de transporte o cualquier otro justificante de la operación.

Por consiguiente, vemos que uno de los requisitos fundamentales para aplicar la exención es poder justificar del transporte o expedición.

Cuando el que realiza el transporte es el que efectúa la entrega (el vendedor), o un tercero por cuenta de éste, será fácil de demostrar el transporte o expedición ya que en este caso podrá disponer de los contratos o facturas expedidos por el transportista.

El problema

El problema surge cuando es el adquirente, o un tercero por cuenta de éste, el que se encarga de realizar el transporte.

En estas situaciones es donde nace la controversia dado que, aunque es el comprador comunitario o un tercero en su nombre el que ha efectuado el transporte, continua siendo el vendedor el que debe demostrar ante la Adminsitración Tributaria que realmente se produjo la expedición o transporte del bien, con la consiguiente salida física del país, motivo por el que aplicó la exención.

Todavía puede complicarse más este asunto cuando quien adquiere el bien no cumple los requisitos fiscales en su país o bien está envuelto en algún tipo de fraude.

Tratamiento y solución del problema en próximos artículos

Todos estos casos van a ser analizados en el próximo artículo. Especialmente la Doctrina que está emitiendo la Administración en el sentido de dudar de documentos tradicionalmente válidos como el CMR.

Comentaremos asimismo varios pronunciamientos del Tribunal Supremo favorables a las empresas que justifican de un modo normal el transporte de la mercancía y actúan de buena fe.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad