Justificación del transporte en entregas intracomunitarias (i)

Tradicionalmente la Dirección General de Tributos sostenía en sus contestaciones vinculantes la idoneidad del uso del CMR para justificar el transporte o expedición de bienes en una entrega intracomunitaria. Sin embargo, en la actualidad está manteniendo un cierto escepticismo respecto a este documento que ha provocado más de una liquidación, y sanción, por aplicación incorrecta de la exención en estas operaciones.
Trataremos este tema a lo largo de varios artículos (segundo y tercero) porque creemos que es un aspecto importantísimo para las empresas españolas, sobre todo en un marco en el que se pretende internacionalizarlas para acceder a mercados extranjeros.

Primero, sin embargo, debemos remitirnos brevemente a la legislación vigente (Ley y Reglamento del IVA) para definir la exención de una entrega de bienes intracomunitaria y saber qué medios son útiles para justificar uno de los requisitios básicos: el transporte o expedición de los bienes.

En posteriores artículos veremos qué están diciendo los tribunales en casos conflictivos en los que ha habido por medio una liquidación tributaria, con la consiguiente sanción, por el supuesto incumplimiento (que finalmente no fue así) de los requisitos para aplicar la exención.

Exención de las entregas intracomunitarias en la Ley del IVA

A estos efectos, la ley del IVA española dispone que estarán exentas las entregas de bienes expedidos o transportados por el vendedor, adquirente o un tercero en nombre y por cuenta de cualquiera de los anteriores, al territorio de otro Estado miembro, siempre que el adquirente sea un empresario o profesional identificado a efectos del IVA en un Estado miembro distinto de España; o una persona jurídica que no actúe como empresario o profesional pero que esté identificada a efectos del impuesto en un Estado miembro distinto de España.

Exención y requisitos en el Reglamento del IVA

Por otra parte, el reglamento del IVA especifica que están exentas del impuesto las entregas de bienes efectuadas por un empresario o profesional con destino a otro Estado miembro cuando se cumplan las condiciones y requisitos establecidos en la Ley del impuesto.

Añade que la expedición o transporte de los bienes al Estado miembro de destino se justificará por cualquier medio de prueba admitido en Derecho y en particular, de la siguiente forma:

– Si se realiza por el vendedor o por su cuenta, mediante los correspondientes contratos de transporte o facturas expedidas por el transportista.

– Si se realiza por el comprador o por su cuenta, mediante el acuse de recibdo del adquirente, el duplicado de la factura con el estampillado del adquirente, copias de los documentos de transporte o cualquier otro justificante de la operación.

Por consiguiente, vemos que uno de los requisitos fundamentales para aplicar la exención es poder justificar del transporte o expedición.

Cuando el que realiza el transporte es el que efectúa la entrega (el vendedor), o un tercero por cuenta de éste, será fácil de demostrar el transporte o expedición ya que en este caso podrá disponer de los contratos o facturas expedidos por el transportista.

El problema

El problema surge cuando es el adquirente, o un tercero por cuenta de éste, el que se encarga de realizar el transporte.

En estas situaciones es donde nace la controversia dado que, aunque es el comprador comunitario o un tercero en su nombre el que ha efectuado el transporte, continua siendo el vendedor el que debe demostrar ante la Adminsitración Tributaria que realmente se produjo la expedición o transporte del bien, con la consiguiente salida física del país, motivo por el que aplicó la exención.

Todavía puede complicarse más este asunto cuando quien adquiere el bien no cumple los requisitos fiscales en su país o bien está envuelto en algún tipo de fraude.

Tratamiento y solución del problema en próximos artículos

Todos estos casos van a ser analizados en el próximo artículo. Especialmente la Doctrina que está emitiendo la Administración en el sentido de dudar de documentos tradicionalmente válidos como el CMR.

Comentaremos asimismo varios pronunciamientos del Tribunal Supremo favorables a las empresas que justifican de un modo normal el transporte de la mercancía y actúan de buena fe.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s