Justificación del transporte en entregas intracomunitarias (ii)

Continuamos con la problemática de la justificación del transporte en las entregas intracomunitarias a raíz de diversas consultas de la DGT y sentencias de tribunales superiores, incluído el Supremo (véase anterior artículo aquí).
En este sentido, conviene hacer referencia a las contestaciones vinculantes emanadas de la propia Dirección General de Tributos, sobre todo en relación con la capacidad probatoria del documento CMR (carta de transporte internacional), tradicionalmente utilizado en el tráfico mercantil para probar el transporte o expedición de los bienes y, por ende, la aplicación de la exención a efectos del IVA a dichas entregas intracomunitarias.

La DGT sostuvo tradicionalmente que dicho documento tenía plenos efectos probatorios de la realización del transporte en una entrega de bienes a un cliente comunitario.

Sin embargo, a través de diversas contestaciones vinculantes recientes la DGT está mostrando cierto escepticismo en cuanto a la rotundida de esta prueba, hecho de vital importancia para nuestra economía, dado que las empresas españolas están obligadas a reestructurarse y emprender un proceso intenso de internacionalización.

Estas contestaciones de la DGT vienen reiterando fundamentalmente dos criterios que deben tenerse en cuenta: libertad de prueba y valoración conjunta de las pruebas aportadas. Algo que encontramos plenamente lógico.

No obstante, no resulta tan lógico que con la ampliación de estos criterios la DGT pueda llegar a entender que la aportación de un documento CMR debidamente cumplimentado no sea una prueba suficiente para probar la realidad del transporte o expedición.

En propias palabras de este Centro Directivo:

“No puede considerarse con carácter general probado el hecho de la existencia del referido transporte por la mera presentación por el sujeto pasivo de alguno o de varios de los medios de prueba a que se refieren los número 1º y 2º del apartado 2 del artículo 13 del Reglamento del IVA, sin perjuicio de que, en cada caso concreto, la Administración tributaria pueda estimar que tales medios de prueba u otros admitidos en Derecho, distintos de los mismos, por sí solo o valorados conjuntamente caso de existir varios, prueban suficientemente el referido hecho. A tales efectos, un CMR o cualquier otro documento de transporte debidamente cumplimentado puede constituir, en su caso, un elemento de prueba a considerar“.

A raíz de este criterio, se han producido diversas liquidaciones (con sus respectivas sanciones) por no haberse podido demostrar uno de los requisitos de la exención. Liquidaciones recurridas que han originado una interesante jurisprudencia que aclara, finalmente, este tipo de controversia.

El comentario sobre esta jurisprudencia se abordará en el próximo y último artículo sobre esta problemática.

Si tiene alguna duda o necesita aclaración, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s