Archivo mensual: noviembre 2011

Gastos de ITP-AJD por hipoteca en favor de Hacienda: ¿quién lo paga?

Una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid resuelve en contra de lo dispuesto por la Dirección General de Tributos en una, también reciente, contestación a consulta. El tema: quién es el sujeto pasivo de cara al desembolso del impuesto Actos Jurídicos Documentados cuando una sociedad lleva a cabo una hipoteca para, por ejemplo, aplazar el pago de una deuda.

 

De acuerdo con el artículo 29 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, “será sujeto pasivo el adquirente del bien o derecho y, en su defecto, las personas que insten o soliciten los documentos notariales, o aquellos en cuyo interés se expidan”.

 

En este caso, la Audiencia sentencia que quien es sujeto pasivo en este tipo de operaciones por AJD sería la Agencia Tributaria, dado que “es indudable que mediante la escritura mencionada se constituyó un derecho de garantía a favor de la Administración, quien a causa de ello adquirió la cualidad de acreedora hipotecaria.”. El supuesto de hecho deviene imponible con independencia de si finalmente se ejecuta ese derecho adquirido (la garantía).

 

Conviene recordar que al ser la Administración, ésta se encuentra exenta de pagar el mencionado impuesto.

 

Opinión en contra a la emitida por la DGT en una consulta de 2010 en la que consideró que la sujeción al ITP de la persona a cuyo nombre se inscribe el derecho de hipoteca, constituida unilateralmente, “depende de su aceptación”. Por tanto, la no sujeción de quien inscribe no sería automática.

 

Es entonces cuando la DGT resuelve de una manera zigzagueante:

 

Tanto la constitución de la hipoteca unilateral como su aceptación “son actos inscribibles en el Registro de la Propiedad” y, “el sujeto pasivo resulta remporalmente indeterminado hasta su posterior aceptación”. Por tanto, hasta que no se produzca la aceptación no se podrá exigir el gravamen.

 

De este modo, desde el momento en que se acepte la escritura, al no tributar por el concepto de TPO, tributará por el concepto AJD, siendo el sujeto pasivo del impuesto quien inste el documento, es decir, el consultante, concluye la consulta.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

¿Es deducible el IVA soportado durante la liquidación de la propia sociedad?

En una reciente consulta de la Dirección General de Tributos se aborda el caso de una entidad que soporta cuotas del IVA durante su proceso de liquidación. Estas cuotas del IVA fueron soportadas una vez la sociedad había presentado la declaración censal de baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores (modelo 036).

 

En opinión de la DGT, aunque la sociedad esté en proceso de liquidación de su patrimonio, mantiene su condición de empresario o profesional a los efectos del IVA. En consecuencia, hasta que no se produzca el cese efectivo en el ejercicio de su actividad, la sociedad continuará siendo sujeto pasivo a efectos del impuesto y, como tal, podrá deducirse el IVA soportado.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, la DGT recuerda que la sociedad, como sujeto pasivo que realiza una actividad empresarial o profesional deberá continuar presentando las declaraciones y demás obligaciones formales durante el proceso de liquidación.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Sobre el criterio de caja en el pago del IVA (i)

Una de las reformas que más ansían las empresas es el de poder pagar el IVA a Hacienda cuando se haya cobrado del cliente. Vamos a tratar en estos artículos qué es exactamente lo que dice la norma y qué podría hacer el legislador para pasar de un criterio del “devengo” a uno de cobro y/o pago (de caja).

 
Antes que nada advertir que los criterios adoptados en otros impuestos son independientes al del IVA, por lo que habrá que estar a la normativa de cada uno de los impuestos para llevar bien la contabilidad y liquidar bien los impuestos.

A los efectos del IVA, hay que distinguir entre el devengo y la exigibilidad.

Devengo y exigibilidad

Siguiendo la Directiva del IVAel devengo es un hecho fáctico dado que, en términos generales, nace cuando se realizan las prestaciones de servicios o entregas de bienes. Es en estos momentos cuando se realiza el hecho que va a determinar que se imponga sobre él este tributo. En otras palabras, es el hecho imponible que da lugar a la exigibilidad del impuesto.

No obstante, el modo en el que se exige ese impuestos, su exigibilidad, ya no es una cuestión fáctica o de hecho puesto que depende de cómo establezca la norma cómo y cuándo recaudar el IVA devengado. En otras palabras, es el derecho de la Adminsitración para cobrarse el impuesto.

Por tanto, cuando hablamos de pasar de un criterio de devengo al de caja, siempre hay que tener en cuenta que no sería exactamente ese cambio sino el circunscrito al concepto de exigibilidad de un impuesto ya devengado, sobre todo a los efectos de analizar cómo influirían estos cambios a otras materias, como por ejemplo a la deducción del IVA soportado pero todavía no pagado al proveedor.

Ley del IVA española

En la Ley del IVA española no se distingue entre ambos conceptos, al menos nominalmente, ya que los preceptos que hacen referencia a este tema (art. 75 LIVA) sólo menciona el “devengo”.

Es interesante constatar que también en cuanto al nacimiento del derecho a la deducción se vincula este derecho (art. 98 LIVA) al devengo de las cuotas deducibles.

Cuestión abierta

Por tanto, de cara a la modificación de este criterio convendrá tener presentes estos detalles dado que su modificación tendrán consecuencias en otro aspecto que trataremos en el próximo artículo: ¿si se adopta un criterio de caja, se modificará solamente el pago del IVA (exigibilidad) o también el la deducción de las cuotas soportadas (cuando se paguen a los proveedores?

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Modificación del IVA en entregas de inmuebles en concursos de acreedores

Una de las novedades de la pasada modificación de la Ley Concursal (Ley 38/2011, de 9 de julio de reforma de la Ley Concursal) cambia la normativa del IVA en lo que se refiere a la condición de sujeto pasivo en la venta de inmuebles durante el procedimiento concursal.
Esta modifiación entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2012 y se refiere a las entregas de bienes inmuebles efectuadas en el marco de procedimientos concursales.

De acuerdo con esta modificación, se generaliza el mecanismo de “inversión del sujeto pasivo” en las entregas de bienes inmuebles efectuadas en dichos procedimientos.

Recordemos que este tipo de mecanismo significa que es el adquirente, y no el vendedor, el sujeto pasivo de la operación a efectos del IVA. Esto quiere decir que el comprador es el obligado tributario que debe autoliquidar el impuesto y, en este caso, quien deberá ejercer o no, en su caso, la renuncia a la exención.

Este caso difiere del propio de expropiaciones y otros procedimientos judiciales o administrativos, en la que aunque es el adquirente el que en nombre y por cuenta del vendedor se encarga de las obligaciones asociadas a la operación, no existe, estrictamente hablando, una inversión del sujeto pasivo.

Como decimos, entra en vigor a partir del 1 de enero de 2012 (aunque se enmarquen en un procedimiento concursal iniciado con anterioridad).

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Sobre el criterio de caja en el IVA: ¿también en la deducción? (y ii)

En el artículo anterior hablábamos de la diferencia entre el devengo y la exigibilidad en el IVA, y cómo estaba contemplado en la ley del IVA española.

En este nos ocupamos de las consecuencias a la hora de deducir el IVA soportado si adoptáramos un criteria de caja. Es decir, si adoptamos este criterio ¿ya no podremos deducirnos el IVA cuando recibamos la factura o sólo lo podremos hacer cuando la paguemos?

 
De lo que se trata es de establecer si puede introducirse un sistema asimétrico en el IVA: ingresar el IVA sólo cuando nos pague el cliente pero poder deducir el IVA soportado cuando recibamos la factura, sin necesidad de haber pagado al proveedor.

A lo primero que hay que prestar atención es a la Directiva del IVA (2006/112/CE). Como impuesto armonizado, las legislaciones nacionales del IVA en los Estamos Miembro de la Unión Europea se deben a esta normativa comunitaria.

Y, en este caso, la Directiva del IVA, en su artículo 62 define la exigibilidad del impuesto como “el derecho que el Tesoro Público puede hacer valer, en los términos fijados en la Ley y a partir de un determinado momento, ante el deudor para el pago del impuesto, incluso en el caso de que el pago pueda aplazarse”.

Uan vez establecida una de las partes, conviene saber qué dice la Directiva sobre la otra parte para establecer si debe existir una simetría o da opciones para una asimetría en el ingreso-deducción del IVA.

Así, en el artículo 167 de la Directiva del IVA, establece prescisamente una vinculación entre la deducción y la exigibilidad.

En efecto, según esta norma “el derecho a deducir nace en el momento en que es exigible el impuesto deducible”. Por tanto, parece que el objetivo sea vincular la obligación de ingresar el IVA por parte de quien lo repercute, con el derecho de deducirlo por parte de quien lo soporta.

Se establece así una especie de simetría entre el ingreso de lo repercutido y la deducción de lo soportado.

Por tanto, es difícil introducir una asimetría ingreso-deducción si en la directiva parece que se opte, precisamente, por la simetría. Con lo que una reforma adoptando el criterio de caja en la normativa española implicaría, también, tener el derecho a la deducción del IVA sólo cuando se pagara al proveedor.

Aun así, la medida sigue siendo infinitamente superior al criterio del “devengo” dado la siutación de iliquidez del mercado.

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad