Sobre el criterio de caja en el IVA: ¿también en la deducción? (y ii)

En el artículo anterior hablábamos de la diferencia entre el devengo y la exigibilidad en el IVA, y cómo estaba contemplado en la ley del IVA española.

En este nos ocupamos de las consecuencias a la hora de deducir el IVA soportado si adoptáramos un criteria de caja. Es decir, si adoptamos este criterio ¿ya no podremos deducirnos el IVA cuando recibamos la factura o sólo lo podremos hacer cuando la paguemos?

 
De lo que se trata es de establecer si puede introducirse un sistema asimétrico en el IVA: ingresar el IVA sólo cuando nos pague el cliente pero poder deducir el IVA soportado cuando recibamos la factura, sin necesidad de haber pagado al proveedor.

A lo primero que hay que prestar atención es a la Directiva del IVA (2006/112/CE). Como impuesto armonizado, las legislaciones nacionales del IVA en los Estamos Miembro de la Unión Europea se deben a esta normativa comunitaria.

Y, en este caso, la Directiva del IVA, en su artículo 62 define la exigibilidad del impuesto como “el derecho que el Tesoro Público puede hacer valer, en los términos fijados en la Ley y a partir de un determinado momento, ante el deudor para el pago del impuesto, incluso en el caso de que el pago pueda aplazarse”.

Uan vez establecida una de las partes, conviene saber qué dice la Directiva sobre la otra parte para establecer si debe existir una simetría o da opciones para una asimetría en el ingreso-deducción del IVA.

Así, en el artículo 167 de la Directiva del IVA, establece prescisamente una vinculación entre la deducción y la exigibilidad.

En efecto, según esta norma “el derecho a deducir nace en el momento en que es exigible el impuesto deducible”. Por tanto, parece que el objetivo sea vincular la obligación de ingresar el IVA por parte de quien lo repercute, con el derecho de deducirlo por parte de quien lo soporta.

Se establece así una especie de simetría entre el ingreso de lo repercutido y la deducción de lo soportado.

Por tanto, es difícil introducir una asimetría ingreso-deducción si en la directiva parece que se opte, precisamente, por la simetría. Con lo que una reforma adoptando el criterio de caja en la normativa española implicaría, también, tener el derecho a la deducción del IVA sólo cuando se pagara al proveedor.

Aun así, la medida sigue siendo infinitamente superior al criterio del “devengo” dado la siutación de iliquidez del mercado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos en JPB Asesores, Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s