Una página de “Ver por ti y otros relatos”

Transcribo la lectura que realicé de una página de mi libro “Ver por ti y otros relatos”, en concreto, del relato que da nombre al libro y que es el más emotivo de los cuatro. ¡Espero que os guste y os anime a leer los relatos!

Y en eso, un pequeño conato de rebeldía, o más bien rabia, se encendió en mi interior cuando intentaba enfrentarme, fugazmente, a lo que habría sentido de haberme ocurrido a mí mismo o a algún ser querido. Pero esa leve llama de disconformidad se apagó, y simplemente dio paso a la compasión que aquella mujer sentada en la mecedora había despertado en mí.

– Recuerdo las veces que a punto estuve de perder la cordura, de sucumbir en los abismos de la oscuridad convulsa, de no encontrar descanso a mi pobre alma, así como estaba,  sin escapatoria. Recuerdo pasar las noches… oh que noches Dios mío, agitada, nerviosa, poseída de un lado a otro, desmayándome de manera recurrente, perdiéndome en ningún lugar, yo sola en mi interior, con mi desesperación…

Volvió a tomar aire, hinchando sus pulmones mientras la luz clara iluminaba su gesto ahora afligido e inquieto. Noté que sus ojos se movían con más rapidez, más descontrolados que nunca.

– Nunca estuve más cerca del final absoluto que durante aquella larga temporada de mi vida en la que, postrada e inútil en una cama, sufría sin poder ver lo bonito de este mundo.

La anciana hizo una pausa y acto seguido se recostó sobre el sillón apoyando suavemente la cabeza y dejando reposar sus dedos sobre el borde la mesa, con sencillez. Yo estaba totalmente conmocionado y viviendo, desde otra galaxia, la tristeza y los duros momentos que me estaba narrando. Involuntariamente, no dejaba de observar cada movimiento de sus infatigables ojos que no cesaban en sus idas y venidas, el rostro bondadoso bañado por aquella luz clara que ahora más que nunca hacía aparecer una marca indeleble en su rostro que solo había podido disimular. La marca del sufrimiento.

Podéis adquirir los relatos aquí.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Ver por ti y otros relatos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s